martes, 19 de julio de 2011

Negro y Blanco. Black and White.

Nuestro hogar es un reflejo de la personalidad...

La decoración de ésta casa, esta basada en acromáticos: Negro y Blanco. Los opuestos, que se complementan entre si, tal como Yin y Yang, en el taijitu.

En todo se sigue este patrón: luz/oscuridad, sonido/silencio, calor/frío, movimiento/quietud, vida/muerte, mente/cuerpo, masculino/femenino, etc.

El yin es el principio femenino, la tierra, la oscuridad, la pasividad y la absorción. El yang es el principio masculino, el cielo, la luz, la actividad y la penetración
Decorar en Blanco y Negro

El blanco como símbolo de luz, pureza o sensibilidad, en contraste con el negro, lo oscuro, sucio… El tono blanco como representante de todos los colores y el negro como todo lo contrario: la ausencia de ellos. Usar cada color en su justa proporción en la búsqueda de la armonía entre ambos tonos.


Decorar en Blanco y Negro

Para ello, nada mejor que contrastar los elementos arquitectónicos: destacar las vigas y columnas en un color y los falsos techos o paredes en otro. Colocar un sofá con cojines o almohadones negros y un conjunto de mesa con las sillas en contraste. Y sobre todo dar prioridad a la iluminación. Destacar las zonas oscuras y no sobreexponer las más claras. Situar estratégicamente pantallas en negro para conseguir una luz cálida e indirecta.


Decorar en Blanco y Negro

Buscar el propio equilibrio mediante la paz visual que el uso de estos dos tonos confieren a la decoración de interiores. Colores que no desgastan la vista ni alteran el estado de ánimo. Y sobre todo que no cansan ni agobian, algo fundamental para los que como yo, se aburren a los quince minutos de todo. Ya sean clases de francés, libros o muebles.


Decorar en Blanco y Negro


Decorar en Blanco y Negro

Fotos y video: blophome



EL COLOR COMUNICA

@ElColorComunica